ROSARIO DESATA CRISIS POLÍTICA

Después de la  polémica asignación de Rosario Piedra como titular de la CNDH la situación se agravó cuando renunciaron las 4 consejeras presentaran sus renuncias con el argumento de que la elección de Piedra como ombusdperson «presagia el sometimiento de la Comisión al poder» sumando 5 integrantes del Consejo Consultivo que renuncian de manera inmediata e irrevocable. 

Rosario Piedra aseguró, bajo protesta de decir verdad, que cumplía con el requisito de no desempeñar ni haber ocupado algún cargo de dirección nacional o estatal en algún partido político en el año anterior.

Pero ayer la activista, en una carta difundida en redes sociales, señaló que las garantías de que su gestión será autónoma son que ya presentó su licencia como militante de Morena y el hecho de que es víctima indirecta, luego de que su hermano Jesús fue desaparecido en 1974; desde el activismo, dijo, una de sus mayores exigencias fue la independencia y autonomía de la CNDH.

“He presentado ya mi licencia como militante de Morena para dedicarme de tiempo completo a la gran tarea que nos aguarda, pero la mayor garantía de autonomía la acredita mi trabajo, mi trayectoria y mi calidad de víctima indirecta en el Comité Eureka y en la lucha social”. Dijo que su actuar ha sido conforme a la ley y que su compromiso “ha sido, es y será siempre y por sobre todo” con las víctimas, además de señalar que su trabajo no será de oficina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *