Hasta el 8 de junio se sabrá si vuelve a ascender pandemia de coronavirus: matemático

La CdMx parece haber pasado su peor momento en la pandemia, pero aún falta ver qué ocurre en otros estados, advierte Arturo Erdely, matemático de la UNAM

El anuncio anticipado sobre la reactivación de actividades “cambió el curso de la pandemia” por coronavirus y generó un segundo pico de contagios y defunciones porque “la gente relajó el confinamiento”; será el 8 de junio cuando se pueda determinar si la reapertura de este lunes con el país en foco rojo ocasionó que la curva volviera a ascender o mantuvo su curso, pero que la gente acceda a un segundo confinamiento será complicado.

El doctor en Ciencias Matemáticas de la UNAM, Arturo Erdely quien ha realizado un seguimiento diario de las cifras de la pandemia, explicó en entrevista con MILENIO que las proyecciones del doctor Hugo López-Gatell sí se habían cumplido hasta antes de que el presidente Andrés Manuel López Obrador anticipara la noticia de que en próximos días se daría la reactivación de actividades.

Detalló que hasta ese momento, el pico de contagios se dio el 07 de mayo con mil 982 contagios en un día y 257 defunciones, alcanzando así un acumulado de 29 mil 616 contagios y dos mil 961 defunciones.

El 12 de mayo el Presidente dio la noticia del nuevo plan y el 14 de mayo se desataron los contagios rebasando los dos mil casos al día con dos mil 409 y días después superando los tres mil casos en 24 horas.

“Eso demuestra que las decisiones de las personas sí pueden cambiar el curso de la epidemia, no sé si fue que la gente malinterpretó el mensaje del regreso a la nueva normalidad a pesar de que las autoridades hicieron mucho énfasis en que estaban adelantando lo que se veía pero que tenía que seguir el confinamiento, al parecer sí hubo un relajamiento incluso corroborado por las propias autoridades en sus reportes de movilidad sí dijeron que se estaba relajando el confinamiento.

Eso fue lo que le dio un nuevo impulso y que pudo haber sido el pico de nuestra epidemia el 7 de mayo se desdibujó y se vio rebasado”.

Explicó que en el caso de la Ciudad de México el pico se dio el 23 de mayo con mil 222 casos en 24 horas mientras que en el Estado de México fue el 26 de mayo con 843 casos.

En el primer caso ya pasaron los siete días de prueba, así que podría decirse que se logró contener la curva en ese máximo mientras en el estado mexiquense habrá que esperar dos días más para determinar si los contagios bajaron o al menos lograron no rebasar ese máximo.

Sin embargo, es en el resto del país en donde la reactivación de actividades podría generar más riesgos pues hay estados que no han llegado a sus puntos máximos.

De acuerdo a los cálculos del matemático de la UNAM, debido a que la Ciudad de México y el Estado de México representan el 44 por ciento del total de contagios del país, si se restan sus cifras, para los 30 estados restantes el pico de la pandemia se dio el pasado 30 de mayo.

Con el regreso a la nueva normalidad dos días después, estima que será la conferencia del 08 de junio cuando se sepa si esta decisión afectó al resto de la República.

“Todos los países estamos expuestos a lo mismo (un rebrote), va a depender de cómo se vean los números y habrá que tomar decisiones, yo creo que la apuesta del gobierno es a que se dé un pico de reactivación, quizá haya ligeros repuntes pero no que cambien una tendencia o que se superen máximos que hemos alcanzado, en el caso de México de que estamos expuestos a ello lo vamos a ir viendo y lo vamos a ir midiendo, si ven que la curva se vuelva ascendente otra vez tendrán que tomar medidas”.

Sin embargo, Erdely también advirtió que de darse un repunte y a pesar de que el Presidente dijo este lunes que de ser así pedirían regresar al confinamiento, será difícil que la sociedad acate esa instrucción por segunda ocasión, pues se tomaría como un absurdo el haberse quedado en casa si aún así los contagios aumentaron.

“Se ve más difícil porque en el caso de México y con un sector tan amplio que tiene la economía informal y que depende de salir a la calle para vender o buscar el sustento de cada día, es un sacrificio muy grande, entonces ahorita mucha gente está desesperada por regresar a actividades productivas y si en una semana o dos se dice que hay que confinarse otra vez pues no va a ser fácil porque ya traen un acumulado de desgaste económico, no va a ser sencillo”.

Con información de Milenio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *