EU NOS QUERÍA SACAR LAS MUELAS SIN ANESTESIA

El Senado inició la discusión del T-MEC con miras a su ratificación en las próximas horas, al asegurar el subsecretario Jesús Seade que aunque Estados Unidos “casi nos quiso sacar las muelas sin anestesia”, es mejor que la negociación lograda el año pasado y no hay un solo punto contrario a los intereses de México.

Urgió a legisladores a cerrarlo ahora para no exponerlo a que se vaya a finales de 2020 o que se venga abajo en un arranque de ira del presidente Donald Trump, apoyado por los demócratas a los que no se les aceptaron presiones “porque eso pondría muy negras las cosas para México.

“Es nuestro momento político”, aseveró, al sostener que México no pierde soberanía con el establecimiento de paneles para dirimir conflictos de democracia sindical porque será un mecanismo bilateral que aplicará para otras ramas que nunca se dirimieron por esa vía, desde hace 24 años que se firmó el TLCAN.

Las comisiones dictaminadoras se instalaron en sesión permanente con la intención de continuar hoy a las 10 de la mañana. Ante medio centenar de legisladores y entre el reclamo sindical de la CTM de que no se incluyó en la negociación a los sindicatos, Seade presumió que en vez de inspectores se dirimirán diferencias graves mediante estos paneles que han sido diseñados para que prácticamente no funcionen, porque será la última instancia y, en todo caso, México sí piensa usarlos.

“Sí pensamos darles palo a ellos, porque nuestros trabajadores son discriminados y eso será un tema importante, pero no percibo algo violatorio”, respondió al líder cetemista Carlos Aceves, quien previo a la reunión de comisiones dijo ante el pleno que este gobierno está peor que Santana cuando vendió Texas.

En una reunión con las comisiones dictaminadoras, que inició antes de recibir de manera formal el T-MEC, Seade manifestó que al arrancar este proceso de discusión de los temas laboral, ambiental y de medicamentos biomédicos una parte de los legisladores demócratas plantearon ideas perniciosas para México que eran auténticas amenazas.

Detalló que con ayuda del representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, se logró “parar goles” hasta que se dio orden a la negociación con los demócratas y ello terminó en el texto de 32 cuartillas entregado al Senado. Sin embargo, este el mejor acuerdo comercial porque si bien el T-MEC del año pasado ya contenía capítulos como el automotriz, anticorrupción, cultural y otros que no contenía el TLCAN, ahora se empareja la relación con Estados Unidos en el tema laboral, de medio ambiente y medicamentos biomédicos. Insistió que por estrategia se llevó al límite la negociación porque así lo hizo Nancy Pelosi.

Confió en que México “se va a comer el mercado” del acero porque se crearán las condiciones y se dará apoyo a los grandes acereros.

 Marcelo Ebrard previó que el Congreso canadiense será el último en ratificar el tratado, por lo que eso ocurriría en febrero de 2020. “En el caso de Canadá va ser en febrero porque su trámite parlamentario será más lento», explicó en entrevista para Aristegui Noticias. Dijo que “en el caso de EU va a ser antes del 20 de diciembre y que en México se tratará que ocurra antes de Navidad”.

#Alterno180        #DesdeElLadoOpuesto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *